Filosofía

En Argos Wine Consulting tenemos claro que la finalidad última del marketing son las ventas. Que la imagen y el prestigio se miden en porcentajes de cuota de mercado. Por esta razón, las propuestas estratégicas que hacemos a nuestros clientes siempre tienen una clara y consciente orientación comercial.

Para poder proponer –y, consecuentemente, ejecutar- este tipo de estrategia, nos mantenemos siempre en estrecho contacto con los operadores del sector del vino en cada país a todos los niveles: importadores, distribuidores, medios de comunicación especializados, productores, sumilleres, prescriptores... Ellos son nuestros interlocutores habituales.

Esto no significa que nos olvidemos del consumidor final. Por el contrario, a éste es al que mejor conocemos porque formamos parte de él: nuestros consultores son oriundos del país en el que se encuentra cada oficina o residen allí desde hace décadas, por lo que conocen de primera mano los gustos, la idiosincrasia o las últimas tendencias de cada mercado.

 En definitiva, hacemos marketing orientado al cliente local, desde la perspectiva global que nos proporciona nuestra otra seña de identidad: el multiculturalismo y la internacionalidad.  Nuestro lema es: “Experiencia local para un mercado global”.